martes, 31 de mayo de 2016

NI UNA MENOS, EL 3 DE JUNIO VOLVEMOS A LAS CALLES


En Argentina, la mitad de las mujeres que trabajamos lo hacemos en condiciones de precarización laboral, miles se encuentran desocupadas y viviendo en niveles muy por debajo de los índices de pobreza. Cientas son desaparecidas y secuestradas por las redes de trata, que operan en connivencia con el Estado y sus fuerzas represivas. Las mujeres somos víctimas de violencia machista, siendo los femicidios el último eslabón de una larga cadena de violencias, que se legitima y reproduce desde el Estado y sus instituciones.

Por eso reclamamos la implementación de medidas paliativas urgentes frente a la alarmante cifra que cada 30 horas en Argentina muere una mujer por femicidio y apoyamos el Proyecto de Emergencia contra la violencia hacia las mujeres presentado por los diputados Nicolás del Caño y Myriam Bregman en junio del año pasado y que presentará próximamente en la legislatura porteña Patricio del Corro.

A casi un año de la primer movilización por “Ni Una Menos”, el gobierno de Macri respondió con miles de despidos en el Estado, cierre de servicios de atención a las víctimas de violencia y del programa para víctimas de delitos sexuales, con el vaciamiento del Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable, con un recorte presupuestario para el Consejo Nacional de la Mujer, y finalmente con el restablecimiento del veto al aborto no punible en la Ciudad de Buenos Aires. En Tucumán se condena a “Belén” a 8 años de prisión tras haber sufrido un aborto espontáneo, criminalizando una vez más el derecho a decidir sobre nuestros propios cuerpos, dándonos el mensaje de que seguiremos muriendo por abortos clandestinos y además iremos presas por homicidas si sobrevivimos. Mueren 300 mujeres al año en nuestro país por realizarse esta práctica en la clandestinidad.

En pocas semanas, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, presentará por sexta vez el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo, en el Congreso Nacional. En más de una década de gobiernos kirchneristas, el entonces oficialismo, se negó sistemáticamente a que se debatiera esta ley en el parlamento. Mientras tanto, la Iglesia sigue metiéndose en la vida de miles y siendo subsidiada por el Estado. El Frente de Izquierda es el único bloque que no solo apoya el proyecto, sino que plantea que es necesaria la más amplia organización y movilización de las mujeres para conquistarlo. Levantamos nuestra voz en alto diciendo: ¡educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir!

Por una secretaría de Género verdaderamente abierta y participativa


La secretaría de Género de Foetra viene organizando distintas actividades y creemos que las mismas deberían incluir al conjunto de las telefónicas. Proponemos a las compañeras telefónicas impulsar una campaña en todo el gremio para ampliar los días por enfermedad familiar y que el plus por guardería cubra el 100 % del costo. Así como también el pase a planta permanente de las compañeras tercerizadas y la equiparación de convenios entre fija y móvil para acabar con la precarización laboral.





Desde la Agrupación Violeta nos organizamos junto con otras trabajadoras, estudiantes y amas de casa y juntas impulsamos la agrupación de mujeres Pan y Rosas con quienes nos proponemos construir una fuerza de mujeres organizadas para luchar por todos nuestros derechos y nuestras libertades. ¡Sumate!

Este 3 de junio te invitamos a marchar con la Agrupación Violeta y Pan y Rosas, a las 17 h desde Congreso a Plaza de Mayo para volver a gritar bien fuerte:

¡Ni una menos por femicidios, ni una menos por abortos clandestinos, ni una menos por redes de trata, ni una menos por precarización laboral y despidos! ¡Vivas nos queremos!


AGRUPACIÓN VIOLETA TELEFÓNICOS
31/05/2016


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada